Cinco lobitos tiene la loba...

30 de noviembre de 2010

Sinceramente se me está haciendo duro esto de no poder seguir con mi vida "virtual", no comentar en los blogs, no twittear nada...

Rompo este silencio porque hoy cumplo cinco añitos. Me hubiese gustado celebrarlos de otra manera, pero las circunstancias son las que son y de momento me tomaré estas "vacaciones" para coger fuerzas y a la vuelta de unos meses, cuando todo este "mal rollo" se haya calmado, retomarlo con más ganas.

Aprovecho para dar las gracias a todos los que os habéis tomado la molestia de pasar por aquí y dejar vuestras impresiones sobre la última entrada, y todos y cada uno de aquellos que lo habéis hecho de manera privada por correo electrónico. Una mención especial a J. Leiva, al que no he podido contestar de la manera que me hubiese gustado, y a Marcos Ros para comentarle que este muerto todavía está muy vivo ;-), no cierro, solamente me tomo un descanso, que espero no sea definitivo, solo puntual y temporal.

¡A la mierda!

16 de noviembre de 2010

Llevo un tiempo con la idea en mente de dejar el blog. Cuando lo empecé tenía todo el tiempo del mundo, me daba tiempo a sacar todo el trabajo, disponía de tiempo para navegar por Bloglines/gReader, para comentar blogs, escribir el mío propio... Y aprobé una oposición y ahora soy funcionario.

Los funcionarios siempre hemos tenido una imagen bastante nefasta: somos tipos que no trabajamos, que no damos un palo al agua y abonados al "venga usted mañana". Desde que empezamos a trabajar en la Biblioteca, mi santa y yo hemos procurado hacer el mejor trabajo posible siempre teniendo en mente y como finalidad la satisfacción del ciudadano. Este camino siempre ha estado plagado de la desidia, la ineficacia, la incompetencia y la falta de interés de los responsables públicos del municipio.

Hemos hecho todo lo que ha estado en nuestras manos para que aún así la Biblioteca tuviese un funcionamiento relativamente normal. Sobre todo teniendo en cuenta que la Biblioteca se abrió sin tener el fondo catalogado y aún hoy aproximadamente entre un 15% o un 20% está definitivamente catalogado y disponible para su préstamo.

Muchas veces me he quejado y me he desahogado en este blog. Hoy será la última. Dejo en barbecho toda mi actividad (bueno, la poca que había) en las redes sociales en las que era participe: Blogger, Twitter, gReader y Facebook. Y la dejo por la constante presión a la que nos están sometiendo, rayando incluso el mobbing.

Nunca he entendido porqué cuanto más interesado está el trabajador en hacer su trabajo en condiciones, cuanto más lucha porque todo se haga de la forma correcta, cuanto más intenta aprovechar los pocos recursos de los que dispone, más hostias le dan por todos los lados. Efectivamente: Spain is different.

Aprovecharé mientras para terminar la Licenciatura en Documentación, para seguir con mis estudios de francés y para aprovechar cualquier otra oportunidad laboral que me pueda resultar interesante.

Siento envidia sana de todos aquellos compañeros que pueden innovar en sus Bibliotecas y de cómo las instituciones de las que dependen les arropan en sus apuestas arriesgadas e innovadoras. Chic@s, seguid así.

De momento nosotros seguiremos resistiendo como hacía aquella pequeña aldea bretona frente al Imperio Romano. Y esperando con la misma ilusión que un niño espera los regalos de Reyes, que en breve haya un cambio en la administración local y llegue personal interesado por la Biblioteca y por la Cultura. Mientras ese momento llegue, hibernaré cual úrsido en invierno esperando el día en el que las cosas cambien.

Un saludo a todos y muchas gracias por los ánimos que me habéis proporcionado a lo largo de estos casi cinco años.

Biblioteca en el aeropuerto

15 de noviembre de 2010

El aeropuerto Schiphol de Ámsterdam se ha asociado con las Bibliotecas Públicas holandesas para abrir la primera Biblioteca dentro de un aeropuerto del mundo. Esta se encuentra pasado el control de pasaportes y ofrece a los pasajeros en espera un lugar para leer libros en más 29 idiomas diferentes, escuchar música, ver películas y descargar material de forma gratuita.



Lo más curioso de la iniciativa es que haya sido la última en implantarse cuando el aeropuerto ya ofrece a los viajeros una gran colección de arte, un casino, un bar de mariscos, una barra de chocolate, un bosque de la diversión para los niños, una rama del Rijksmuseum...

Las interminables e inagotables esperas en el aeropuerto a partir de ahora serán más llevaderas a través de la lectura de un buen libro

Vía | The New York Times.

Irritante

10 de noviembre de 2010


Viñeta original de Manel Fontdevilla publicada hoy en el diario Público.

The Lord of the Libraries

2 de noviembre de 2010

Nunca pensé que la devolución de un libro, tras unos cuantos años de retraso, diese para tanta historia. De nuevo una buena manera de promocionar los servicios de la Biblioteca.



Gracias a María por el enlace.

Library Revolutions

14 de octubre de 2010

No me he podido resistir a compartirlo. Hay gente que se toma bastante en serio esto del marketing.



Vía |  El Blog de la Biblioteca Médica Virtual.

Geek and Gamer Girls

5 de octubre de 2010

Al parecer este tipo de mujeres existen. Empiezo a sentirme un poco menos raro ;-)

Mañana Huelga General

28 de septiembre de 2010

¡Qué pereza!

24 de septiembre de 2010

Lo siento, últimamente estoy desganado. Y eso que ya pasé las vacaciones, los exámenes, el estrés del trabajo... pero no hay manera. Me pongo delante de la pantalla, frente a la caja de texto del Blogger y las ideas no fluyen, o lo hacen cuando estoy en los sitios más inadecuados y claro, cuando llegas al ordenador todo aquello que parecía pura poesía en tu cabeza, se ha convertido en frases inconexas sin el más mínimo sentido.

Y luego está el Twitter, y el correo, e Iwetel y el gReader y menos mal que no le doy al Facebook. Todo esto solía tenerlo bajo control, principalmente en el trabajo, pero desde que llegué a esta biblioteca hay tal cantidad de trabajo por hacer que me siento mal si pierdo un tiempo delante de las redes sociales. Sí, lo se, soy gilipollas, pero qué le vamos a hacer, por más que intento ceñirme a lo que me corresponde, la parte racional y responsable, del cerebro me tiene dominado.

Al menos voy soltando lastre, poco a poco: ya me tomo menos en serio la parte laboral que no me atañe (vamos que paso de todo) y la universidad ya está casi finalizada. Y como encima este año no dispongo de docencia, pues han desaparecido las licenciaturas de la universidad, supongo que hasta diciembre o enero no empezaré a ponerme histérico.

Lo dicho, que estoy de vuelta. A ver cuánto tiempo tardo en descolgarme otra vez.

La prueba del algodón

19 de julio de 2010

El pasado 2 de julio expresaba mis emociones en Twitter: tras dos años y medio de la apertura de la Biblioteca, por fin, nos limpiaban los cristales.

Así de pronto puede parecer algo insustancial y banal, pero cuando la gente aprovecha para realizar grafitis en los grandes ventanales de entrada al centro no es de agrado tener que verlos todos los días.

Por ejemplo, la siguiente imagen nos muestra una de esas expresiones artísticas que de vez en cuando plasma alguno de los usuarios en un momento de máxima inspiración:


Esta representación del arte más vanguardista ha estado expuesta en la entrada de la Biblioteca más de un año y medio; en un lugar de paso por todos y cada uno de nuestros usuarios, así como del político de turno de Cultura, último responsable del mantenimiento del edificio.

Finalmente hace quince días el cristalero nos despojó de la que podría haber sido una de las futuras obras de cualquier museo de arte contemporáneo: "Indignación en basurilla sobre cristal":


Tras la visión de esta última imagen, podemos contemplar el buen trabajo realizado por el profesional, que nos permite apreciar con mayor nitidez el bello jardín zen ubicado en el interior del edificio y, al que por cierto, no se puede acceder porque no se ha limpiado desde la inauguración del edificio. Pero eso es otra historia que contaremos en otro momento.